Buscar este blog

Google+ Followers

Seguidores

Alberto Cantino y los servicios secretos portugueses


Allá por los siglos XV y XVI las cosas estaban mal entre España y Portugal. Ambos reinos procuraban expandirse e invadir territorios nuevos para poder sobrevivir en una Europa muy complicada. Esos territorios nuevos, aún poco o nada conocidos, podían proveerles materias primas y consumidores, necesarios para esa forma rudimentaria de capitalismo.

Cada reino competidos mantenía en secreto sus descubrimientos. Los portugueses disponían de un planisferio realizado por alguien de quien nunca se tuvieron datos. Pero Alberto Cantino, un italiano que se había convertido en secretario particular del rey Manuel I, lo llevó secretamente a Portugal.

El mapa lleva la inscripción "Carta da navigar per le Isole nouam tr [ovate] in le parte de l'India" (recordemos que Cantino era italiano). Es notable por representar con gran precisión zonas del mundo hasta entonces poco exploradas por los europeos.

De la costa del Brasil solamente aparece un bosquejo, permitiendo intuir que se trataba, como suponía Pedro Álvarez Cabral, de un vastísimo territorio, quizá todo un continente. De alguna manera, era una especie de "mapa del tesoro" que servía para ser mostrado y, con eso, lograr una buena posición en las negociaciones comerciales de esos tiempos. Tal cosa ocurrió en las relaciones con Italia.

Pero el mapamundi que hoy se conoce como "de Cantino" aunque él no lo realizó pero sí lo "consiguió", aparece otra información diversa de sumo interés. Por ejemplo, el mapa describe la península de Florida en 1502. Esto es sorprendente, pues el descubrimiento de Florida es, para la historia oficial, el resultado de un viaje de Juan Ponce de León en 1513. El mapa parece aseverar que Ponce de León no descubrió sino que redescubríó lo que ya conocían pero ocultaban celosamente los portugueses.

Muestra, además, una notable precisión en el trazado de la costa africana, imposible de lograr en los principios del siglo XVI porque se ignoraba un dato fundamental para ubicar cada punto en un mapa: la longitud geográfica. Entonces, ¿otra vez se abre un portal para suponer que el mapa que Cantino llevó a Europa fue diseñado por extraterrestres? Porque, como seguramente ya saben, no es el único plano del que puede sospecharse ese origen.

Si anda por Módena, por supuesto en Italia, dése una vuelta por la Biblioteca Estense y eche un vistazo a este mapamundi ingresado subrepticiamente por Cantino a ese país. Allí está guardado desde 1868. La encontrará en Largo Porta Sant'Agostino, 337. Y se denomina "Estense" porque se originó en la colección de libros que poseía la familia Estensi, la que regía el Ducado de Ferrara, Módena y toda esa región.

Espero sus comentarios sobre todas estas cuestiones no realmente muy conocidas. Porque siempre es bueno saber lo que muchos otros ignoran y así quedar bien en cualquier conversación social.

Prof. Daniel Aníbal Galatro
Esquel - Chubut - Argentina
Marzo de 2014
danielgalatro@gmail.com
---


No hay comentarios:

Publicar un comentario